miércoles, abril 23, 2008

Voces


Al principio tardó en acostumbrarse a las voces que le hablaban dentro de su cabeza. Después se convirtió en algo normal, le acompañaban día a día y llegó a hablar con ellas y cogerles cariño. Hoy tiene cinco voces habitando su cabeza, un señor mayor, una amable señorita, dos niños gemelos y un ex-comandante sudanés; la camisa de fuerza es accesoria.

1 comentario:

  1. Anónimo6:52 p. m.

    muy bueno, como todo lo leído.

    un abrazo desde Nerja

    Angel

    ResponderEliminar