lunes, abril 27, 2009

Travesura digital


Mi ratón no me hace caso, se pasea por sus fueros como un pequeño tirano. Es óptico y no analógico, pero no resulta lógico. Salta, se enciende y se apaga, me clickea la pantalla. No me deja señalar lo que quiero destacar. Puede que esté averiado, que tenga el botón gastado. Ojalá tuviera un gato que se comiera al ratón, tal vez gato digital, tal vez de fibra y metal, hidráulico no me sirve porque no levanto coches, pero bueno, que me piro, ante todo, buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario