miércoles, mayo 06, 2009

Partida en el infierno


Lanzó un dado y aquel hombre perdió su alma en manos del azar. El diablo sonrió y guardó el dado trucado. Era en esos momentos cuando más se alegraba de ser tan viejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario