miércoles, febrero 24, 2010

Teseo, ¿y el Minotauro?


- "¿Qué te ocurre, Teseo?"- preguntó Ariadna- "desde que volviste del laberinto te encuentro apesadumbrado y pensativo..."
- "Nada, mi amor,...pienso en el Minotauro y en lo que me susurró en su lecho de muerte..."
- " ¿Y qué te dijo, que tanto te hace pensar?"
- "Que él también andaba perdido en aquel laberinto..."

4 comentarios:

  1. muy bueno, si señor.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:14 p. m.

    De pequeño siempre me gustó esta historia.Mola este epílogo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Si supiera el camino saldría o prefereiría quedarse dentro por miedo a lo que encontraría fuera?
    Salut

    ResponderEliminar
  4. Ariadna tiró suavemente del hilo, notando una ligera tensión y esperando encontrar a Teseo al otro extremo...mas cual fué su sorpresa al ver salir del laberinto al Minotauro mirándola con simétrica sorpresa...

    ResponderEliminar