miércoles, abril 21, 2010

Fábula Rasa

Pablo era un zorro que creció entre gallinas. Sus hermanos y hermanas eran pollos de corral, pues era con quienes había crecido. Su infancia había sido relativamente feliz (nunca le resultó cómodo dormir apoyado sobre un palo), pero había algo que últimamente no dejaba de rondarle la cabeza.
Así pues, una mañana, Pablo planteó su duda a la vieja gallina que le crió:
- Madre, ¿Por qué de entre todos mis hermanos yo soy el único que come carne?
- Hijo mío, porque tú eres especial...y por eso te queremos...
- Y, madre..¿Por qué a la mayoría de mis hermanos les falta un ala, o una pierna, o ambas...?
La gallina calló y miró tiernamente al zorro mientras una furtiva lágrima escapaba de sus ojos.

3 comentarios:

  1. Estupendo micro. La familia lo primero.
    Salut

    ResponderEliminar
  2. Genial,no sabe uno si llorar o reírse.

    ResponderEliminar