sábado, marzo 24, 2018

Memorias


Padre cayó en la guerra.
Madre guardó luto.
Juanito murió de unas fiebres en mayo;
Yo en septiembre.
Madre se murió de pena.
Ahora, juntos de nuevo, cuidamos la casa.
El muro no sirvió de nada.

lunes, marzo 05, 2018

Medidas

- Pero Maestro... Tomarán conciencia de sí mismos, y al ser seres pensantes, querrán huir, escapar de nuestro yugo.
- Lo impediremos, lograremos que nunca sean felices.
- ¿Cómo? , son prácticamente iguales a nosotros, un alarde de capacidades e inteligencia.
- Haremos que tengan sentimientos, y así estarán tan ocupados en dilemas morales, autojustificaciones, empatía y amor, que nunca podrán escapar.
- A veces es usted tan perverso...
- Lo sé.

lunes, febrero 26, 2018

Juicio y final



Llegaron los ángeles y sonaron las trompetas, el cielo se abrió y de él descendieron los cuatro jinetes del Apocalipsis montados en temibles corceles y envueltos en fulgurantes llamas. Los siete sellos fueron abiertos liberando las siete plagas que recorrieron la tierra castigando a los pecadores. Se derrumbaron los muros y resucitaron los muertos como fue profetizado, para ser juzgados por la gracia del Creador. La guerra, el hambre, las enfermedades, todas inundaron el mundo para mayor gloria del Señor y de su palabra. Todo quedó en silencio, sin vida y sin luz, como corresponde a todo buen Juicio Final que se precie. Solo sobrevivieron los ateos, que quedaron bastante asombrados con el espectáculo.

martes, febrero 20, 2018

Clave de Sol

Notó el calor sobre su piel y sonrió orgulloso. Esa sensación desconocida para él era más agradable de lo esperado. Durante siglos trabajó en la fórmula perfecta, y las quemaduras en su piel lo atestiguaban. Hoy por fin el vampiro pudo contemplar el amanecer.


(Mi relato participante en el reto de M. Floser #Flosercuento - )

viernes, febrero 16, 2018

Testimonio




Aquel truhan siempre pateaba a su perro. Trataba con la misma crueldad a mujeres y a hombres, a niños y a animales. Un mal día se le fue la mano y la policía le atrapó. Desde entonces se pudre en una oscura y húmeda mazmorra. ¿Que si me alegro? Aquel perro al que pateaba era yo…