martes, diciembre 15, 2009

Vorágine

Me ronda la cabeza una idea peregrina. Vueltas y más vueltas durante todo un largo día. Trato de atraparla, trato de plasmarla, buscando un respiro en el que capturarla por siempre, pero no encuentro el momento adecuado.
Llego a casa y al descanso, me recuesto en un sillón y respiro hondo. Ahora que quiero prestarle atención, es ella la que se ha cansado de esperar y se ha marchado a inspirar la mente inquieta de algún otro con más tiempo que yo.

6 comentarios:

  1. Ay ay ay... Cuántas, pero cuántas veces me ha pasado, te entiendo...
    Sabés que no sé si siempre es cuestión de tiempo, muchas veces no les prestamos antención.
    Saludos.
    Jeve.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:13 p. m.

    Hola me ha gustado mucho leer tus microficciones. Las encuentro no sólo punzantes y divertidas sino que creo tienen un punto que obliga a reflexionar y esto es lo más interesante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. muy buena la idea, aunque considero que le deberías dar menos forma de reflexión y más de narración.

    gracias por fomentar el género.

    ResponderEliminar
  4. Hi... Looking ways to market your blog? try this: http://bit.ly/instantvisitors

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1:35 p. m.

    Gracias por los comentarios, intentaré seguir los buenos consejos y asimilar los buenos ánimos.
    Un saludo
    Sego

    ResponderEliminar
  6. Por ésto dicen que : "La más debil tinta es mejor que la más fuerte memoria".Igualmente me ha ocurrido por no anotar.

    ResponderEliminar