martes, enero 17, 2012

Ultratumbado

Le miré, me miró. Sonreí y sonrió. Yo sabía que no podía ser real, sabía que dejó este mundo tiempo ha.

¿Eres un fantasma? - pregunté.
No, soy un recuerdo - respondió.

Volvió a sonreir, esta vez sin ganas, y desapareció en el olvido.

2 comentarios:

  1. Es fácil crear un recuerdo, pero olvidarlo no tanto.
    Salut

    ResponderEliminar